Saltar al contenido
Para Reciclar

Bolsas de tela reutilizables

Mira a tu alrededor. Cada vez que vas a cualquier tienda, una bolsa de plástico. Cada vez que vas a comprar fruta, una bolsa para las manzanas, otra para las peras, otra para los tomates… Vayas a donde vayas, y hagas lo que hagas, las abundantes bolsas de plásticos están allí.

Hace ya tiempo que es necesario pagar en la mayoría de establecimientos para que te den una bolsa, en el mejor de los casos, estará hecha con un porcentaje de plástico reciclado. En otros sitios también pueden ofrecer bolsas de papel. Sin embargo, parece ser que el remedio es peor que la enfermedad. Para fabricar estas bolsas se gastan cantidades ingentes de agua.

La solución frente a las bolsas de plástico

Entonces, si las bolsas de plástico no son una opción sostenible con el medio ambiente y, las bolsas de papel no son tan beneficiosas, ¿qué puedes hacer? Pues hay una solución: Las bolsas de tela.

Aquí te dejamos unas cuantas que hemos encontrado en Amazon, pero si sigues bajando te encontrarás con sus beneficios:

Comprar bolsas de tela en Internet

Ventajas de las bolsas de tela

Las bolsas de tela son una excelente forma de reducir tu consumo de plástico de una forma radical y con un esfuerzo mucho menor del que puedes imaginar. Además, mira todas las ventajas que tiene usar este tipo de bolsas:

  • No tendrás miles de bolsas rondando por los armarios de casa. Con tener un par de bolsas de estas, que utilices siempre, es más que suficiente en la mayorĂ­a de los casos.
  • Ahorrarás dinero. A priori puede parecer que no, pero piensa en todas las veces que no tendrás que comprar bolsas. A la larga, acabarás recuperando esta diminuta inversiĂłn.
  • Son mucho más duraderas. Las bolsas de tela son mucho más resistentes que las de plástico. Soportan mucho más peso y, Âżcuántas veces te ha pasado que has metido en una bolsa de plástico una caja o envase y se ha roto porque era afilado? Con las bolsas de tela eso no pasa.
  • No ocupan nada. Las bolsas de tela se pueden lavar, planchar y doblar, reduciendo considerablemente el espacio que ocupan. AsĂ­, puedes llevarlas siempre en tu mochila o bolso, por si en algĂşn momento la necesitas.
  • Son mucho más bonitas. No digo que no haya bolsas de plástico realmente chulas, pero es que si hablamos de bolsas de tela, tienes una variedad de modelos que incluso te costará decidirte.
  • Existen bolsas de tela especiales para que metas la fruta y las peses en ellas. AsĂ­, evitas coger una bolsa para cada tipo de fruta, verdura u hortaliza cada vez que vas al supermercado.